Cómo llega la pornografía brasileña hasta nuestros hogares

La pornografía brasileña tiene más de 36 años en la industria, la cual fue transformándose a lo largo del tiempo hasta ser lo que es en la actualidad. Precisamente, en sus comienzos, los cuerpos podían ser imperfectos y los pubis depilados eran realmente raros.

La pornografía brasileña tiene más de treinta años en el mercado y desde sus orígenes ha sido exitosa, como se ve en https://www.mrvideosdesexo.xxx/porno-brasil/. La misma fue cambiando a lo largo del tiempo, ya que en las primeras filmaciones no se tenía en cuenta los cuidados ni en los detalles fílmicos, como la luz, ni tampoco la apariencia de los actores.

Diferencias a través de los años en la industria pornográfica

Justamente, las mujeres podían tener algunos kilos de más y los hombres tenían prominentes panzas, todo eso cambió radicalmente con el tiempo. En la actualidad, lo que puede verse es cuerpo absolutamente trabajados y depilados; sobre todo en las mujeres, las cuales carecen de vello púbico.

Precisamente, el avance de los tratamientos estéticos también ayuda mucho en la apariencia que se tiene en la actualidad. Los actores y actrices pornográficos son prácticamente estrellas de Hollywood, lo cual es absolutamente diferente hace más de treinta años atrás.

Justamente, el avance de la sociedad hizo que deje de ser un tema tabú la práctica del consumo de la pornografía. Asimismo, ocurre algo similar con las prácticas sexuales, pues en el pasado muchas de las costumbres de la manera en que se tenían relaciones sexuales han cambiado sustancialmente o bien son más aceptadas.

A lo largo de la historia de la pornografía, la misma se ha consolidado como un mercado que genera millones de manera anual y es tan exitosa como la misma cadena de producción estadounidense más famosa a nivel mundial.

Primera película erótica en Brasil

Precisamente, la primera película erótica que se transmitió abiertamente en la sociedad data del año 1982, aún con la dictadura militar en pleno proceso. Justamente, la película atrajo más de 4,5 millones de espectadores. El autor de la película, Hugo Moura, afirma que si bien la película era la primera en exponer de manera explícita un acto sexual, era bastante inocente. Si se la compara con el contenido que se reproduce en la actualidad a nivel audiovisual es perfectamente entendible lo que dice Moura.

Si se comparan dichas películas son el día y la noche y todo eso se debe al gran cambio cultural, económico, político y social que ha sufrido el país a lo largo del tiempo. Además, muchas de las películas que eran denominadas eróticas no contenían sexo explícito propiamente dicho, sino que simplemente tenían un humor picaresco y contenido erótico, pero sin llegar a mostrar de manera fehaciente un acto sexual.