Optimismo en el mundo de la industria

La industria afronta vientos de cambio, que soplan, después de mucho tiempo, a favor. La recuperación de la actividad en el sector se fortalece y se hace notar por primera vez en la ocupación. Entre enero y septiembre la ocupación creció en la industria casi un 5 %, el primer incremento desde principios del 2008. En sólo dos trimestres (el segundo y el tercero del año), se crearon 50400 puestos de trabajo en el sector, mientras que en el mismo periodo del 2013 se habían destruido 5200, según el estudio de perspectivas del economista Josep Oliver elaborado para Manpower.

A pesar de que el sector está lejos de la primera división europea -según el mismo estudio-, los pedidos van mejor a las fábricas, las plantillas empiezan a crecer y también se respira un ambiente más favorable a la inversión, que el año pasado ya creció. El 2016 seguirá este camino de mejora, según las encuestas del Gobierno, y al horizonte hay nuevos proyectos que prometen puestos de trabajo y más ingresos. La bonanza se palpa en la confianza de los empresarios del sector industrial, que cerró el 2014 a la alza y ha recuperado niveles del 2007.

El boom de la alimentación

La industria alimentaria es de las que sin duda han tomado el timón de la remontada industrial en Cataluña, con un rol decisivo de la exportación. Noel ha anunciado una inversión en Girona de 24 millones para levantar una nueva planta de embutidos que creará 100 puestos de trabajo a finales de año. Otro fabricante gerundense, Frit Ravich, estrenará el 2015 un nuevo centro logístico automatizado que potenciará la vertiente creciente de distribución de la empresa. destinará 15 millones de euros.

industria-alimentaria

Europastry aprovechará la bonanza para profundizar en la expansión internacional dando un paso más y empezando a producir fuera. La empresa catalana tiene que poner en marcha en la primera mitad del año una planta de fabricación de rosquillas congeladas en Holanda. La nueva instalación, en la cual se han invertido 10 millones, será su primera fábrica en Europa, donde ya hace años que exporta.

La escisión de la histórica Nutrexpa en dos nuevas compañías se hace efectiva con el nuevo año. Nocilla y las galletas Artiach emprenderán caminos diferentes de la mano de las familias Ferrero y Ventura, que han decidido separarse y repartirse el negocio en dos partes: Adam Foods para los cacaos e Idilia Foods para las galletas y la miel Granja San Francisco.

Proyectos sobre ruedas

La industria del motor tiene proyectos a punto de culminar, entre los cuales destacan los del sector de la motocicleta. El 2015 tiene que ser el año de la puesta en marcha de la producción de Bultaco, que renace de la mano de un grupo de emprendedores de Madrid que han decidido instalar la planta de producción en Montmeló. Las nuevas Bultaco serán motos eléctricas, una apuesta que se suma a las iniciativas surgidas en Cataluña en torno a las nuevas fórmulas de movilidad sostenibles. Bultaco recibió una inyección de medio millón del Instituto Catalán de Finanzas para poner en marcha una planta que, de entrada, dará trabajo a unos 50 trabajadores.

industria-motos

Además, la planta de Nissan en la Zona Franca desplegará una inversión muy esperada con la llegada de la furgoneta pickup, que creará un millar de nuevos puestos de trabajo desde el otoño. La adjudicación de este vehículo fue ligada a la congelación de sueldos que los trabajadores aceptaron el 2011. Sumada al turismo Pulsar, que se fabrica desde el 2014, traerá la fábrica de Nissan a su máximo de capacidad productiva.

Este año también será el de la integración del proveedor Ficosa al gigante tecnológico Panasonic, que ha comprado el 49% de la catalana. Por su parte, Gas Gas presentará el Ossa de carretera y estética vintage para atacar un nuevo segmento del mercado.

Be the first to comment on "Optimismo en el mundo de la industria"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*